Expertitis

  • ¿Qué significa ser un experto?
  • ¿Quién define lo que es un experto?
  • ¿Cuáles son los criterios bajo los cuales se asigna este calificativo a una persona?

No pretendo en estas líneas dar las respuestas a estas preguntas. Tampoco pretendo tener la razón. Más bien quisiera abrir la conversación contigo y reflexionar en equipo respecto de este fenómeno de la “expertitis”

Hoy en día, casi todo el mundo está tratando de posicionarse como “experto” en su campo.

Con toda esta revolución de marketing digital, vemos anuncios y publicad que hace referencia a que estás ante un experto en “X” tema. Hace poco, leí un post de un formador especializado en redes sociales, quien anunciaba un curso de entrenamiento para hacer publicidad por medio de Facebook, y para ofrecer sus servicios decía: “ya que los medios de comunicación social son un campo nuevo y nadie sabe mucho sobre ellos, es rápido y fácil el llamarte a ti mismo un experto en el campo.”

Esta frase me hizo reflexionar respecto de todo lo que está sucediendo en nuestro entorno. Pareciera que hoy en día, muchos sostienen la opinión de que, siempre y cuando alguien sepa un poco más que el promedio de personas, es razón suficiente para llamarse a sí mismo un experto.

La palabra “experto” es lanzada descuidadamente en las piezas de comercialización y de la publicidad, ahogando el significado real y la integridad de la palabra. Es similar a usar las palabras “investigación” y “ciencia” para respaldar afirmaciones sin fundamento.

Dado que muchos se están posicionando como expertos, la palabra ya no genera la confianza y la seguridad a los clientes potenciales, como lo solía hacer antes.

“Un experto es alguien que sabe cada vez más sobre cada vez menos, hasta que llega a saber todo sobre nada.” 

 Mahatma Gandhi

Ser un “experto” solía significar que la persona a quien se le conferían ese adjetivo, había visto casi todo lo que su campo tenía para ofrecer, con conocimiento amplio y diverso, con un alto grado de experiencia, con logros significativos, con muchas lecciones aprendidas, y con un considerable grado de reconocimiento por quienes le conocían, quienes, al referirse a él o ella, le otorgaban el calificativo de experto.

La verdadera experiencia requiere años de investigación, de ensayo y error, de realizar mucho trabajo de campo, de aplicar los conocimientos y hacerlos experiencia. De tener la actitud correcta y de saber poner al servicio de otros, todo ese cumulo de sabiduría.

Más también es cierto que puedes tener muchísimos años de experiencia y no lograr alcanzar el calificativo de experto. Por tanto, experiencia no es igual a expertis. Hay otra premisa que dice que puedes tener experiencia basta en haber hecho algo por muchos años de la forma errada o equivocada.

Me encontré otro post que citaba un trabajo realizado por Adam Galinsky de la Northwestern University, quien estudió la relación entre poder y la capacidad de ver o escuchar la perspectiva de otras personas.

Dividió a los participantes en dos grupos. A cada grupo se le pidió que hicieran algo diferente en función de una información previa que recibieron, antes de realizar el experimento. Un grupo realizó ejercicios que los hicieron sentirse poderosos. El otro grupo participaba en actividades en las que se les hacía hincapié en su falta de poder.

Cuando los llevaron a realizar “el experimento” se dieron cuenta de que aquellos que tenían un sentido del poder, eran menos capaces de percibir el punto de vista de otra persona. La conclusión del estudio fue que hay una relación inversa entre la cantidad de poder que las personas sienten y lo abiertos que pueden estar al ver o escuchar la perspectiva o puntos de vista de otras personas. Sentirse poderoso puede ser contraproducente porque a menudo distorsiona los mensajes y las señales a las que se necesita prestar atención al tratar de motivar o mover a los demás.

“Nunca te conviertas en un experto que deje de adquirir experiencia. Ve la vida como una experiencia de aprendizaje continuo. “

Denis Waitley

Estamos en la era de la abundancia de información. Ahora el reto no es tener información sino más bien, ¿cómo aplicarla? Y para ello, requerimos de estar en aprendizaje continuo para estar actualizados, para estar abiertos al cambio, siempre buscando nuevas ideas, siempre tratando nuevas estrategias y de todo lo que vamos aprendiendo, a su vez compartiendo a otros, enseñando a otros, co – construyendo con otros.

Hoy en día, a la velocidad en la que todo se vuelve “obsoleto”, no importa cuántos años pases en tu campo de trabajo, todos los días tendrás que volver a aprender y actualizarte.

Y esta es la maravilla de no ser un experto. En un mundo en tiempo real, en donde caer en la obsolescencia es fácil, más que expertos necesitamos aprendices, personas que estén abiertas a expandir sus conocimientos, a compartir ideas, adoptar nuevas estrategias, dispuestas al cambio, que sepan tomar decisiones todos los días y en todo este proceso, con un compromiso genuino de ayudar a sus colegas, colaboradores, clientes y aliados, a superar retos y desafíos.

#ElRetoDeHOY realmente es retar nuestros saberes, dudar de nuestras certezas, aprender a ser flexibles, tolerantes, apasionarnos por los cambios y aún así no lleguemos jamás a ser “expertos” ya no importará… pues las competencias para mantenernos en el mundo ahora han cambiado.

Me encantaría compartas tu opinión, antes de que este post, quede obsoleto.

Laura Choriego | Mayo 9, 2017

Silencio

Publicado: septiembre 24, 2016 en POEMAS
Etiquetas:, , ,

silent

En mi las palabras se han hecho silencios
Quietud las ideas, sosiego el afán
Cual esos remansos, parduscos y quietos
Que al sol calciciente, secándose van

Mis sueños lo mismo… cual rubias monedas
Se han ido gastando, de tanto rodar.
En mi alma rebotan, halagos y penas…
Ni logran tocarme, ni me hacen llorar.

***

Un bellísimo poema que solía recitarme mi padre Francisco Choriego a quien amo con todo mi corazón. Esta noche,  pensando en él y leyendo estas líneas, comprendo su significado. En mi hoy… sus palabras se han vuelto silencio… más su presencia día a día… está en mi.

Te amo papi.

Laura Choriego | Septiembre 23, 2016

 

 


Laura Choriego

¿Que significa IMPARABLE? Al buscar la definición. encontrarás el siguiente significado:

“Algo que no se puede parar… “

Observando un vídeo en el que se escucha la canción “Unstoppable” de Sia, me cautivó la forma en como muestra a un chico que va avanzando sin parar, atravesando un camino caótico.

Laura Choriego

Lo único que adorna el recorrido son obstáculos, en medio de un entorno totalmente desfavorable en el que hay incendios, destrucción y escombros a cada paso que da.

Laura Choriego

A su alrededor, personas enajenadas, detenidas y ancladas en ritos de perdición, otras personas inmersas en luchas de poder, en discusiones, entre disparos y explosiones. Se observan personas, atrapadas, caídas y una que quizá hasta ha perdido la vida… en vida.

Laura Choriego

Puedes notar que en ese mismo camino, una persona avanza corriendo en sentido contrario, como yendo hacia atrás,  tirando dinero o quizá persiguiendo el enriquecimiento material.

Laura Choriego

Y fue justo observando a este chico en medio de todo ese mundo tan retador y que por alguna razón, me hizo pensar en el mundo en el que actualmente vivimos, que me surgió la pregunta:

¿Cómo ser IMPARABLE, en un mundo que pareciera esta configurado para hacerte retroceder, tropezar y de ser posible… caer?

No existen respuestas únicas, más te puedo asegurar que si pones en práctica al menos uno de los 8 elementos que te hacen ser imparable, avanzarás  y superarás los desafíos que la vida te regale:

  1. Reconoce tu vulnerabilidad. Lo primero es comprender que existirán momentos en la vida que te sentirás frustrado, desilusionado, triste, impotente y a veces hasta molesto, al darte cuenta algunas personas, situaciones o cosas, no son como tu quieres que sean. El mundo no gira alrededor tuyo. Cada persona a tu alrededor, está luchando sus propias batallas. No eres el único que tiene problemas, retos o derrumbes.  Sentirse vulnerable es parte de tu vida más pese a esta condición, es posible salir adelante y avanzar. Una vez comprendes esta realidad… das el primer paso hacia un nuevo mundo de posibilidades. 
  2. Establece un Objetivo o Meta que deseas alcanzar. Esto representa el combustible que te hará avanzar sin parar. ¿Tienes claro hacia donde te diriges y lo que quieres alcanzar? Es necesario que te hagas la pregunta: ¿Qué quieres en tu vida en este momento? Quizá al responder esta pregunta requieras soltar otras cosas que te limitan, que te desviaron de tu camino, que te alejan del bienestar y de la calidad de vida que buscas. Duele soltar, pero duele más estar atado a cosas que no te hacen feliz en este momento. Define tu propósito y ponte todas las metas que requieras hasta que te acerques a lo que realmente te hace feliz.
  3. Rodeate de personas que avanzan. Nada mejor que encontrar en tu camino, personas que van en tu misma dirección. No serán muchas, más tampoco necesitas lo sean. Lo que hoy eres esta influenciado por quienes te rodean la mayor parte del tiempo. No te gusta tu actual camino… no bastará con que cambies de camino, sino que necesitarás de personas especiales que te acompañen. Aquellos que realmente son tus amigos, aún así cambies de camino, sabrán la forma de encontrarte y de seguir en conexión y en crecimiento contigo. Tu también encontrarás a quienes estás destinado a acompañar.
  4. Incorpora nuevos y mejorados hábitos. Los humanos somos seres rutinarios. Repetimos conductas y comportamientos. Si estos hábitos te hacen retroceder, es tiempo de sustituirlos. Este es uno de los grandes retos para poder avanzar. Quizá requieras pedir ayuda a un familiar, a una buena amistad, a un Coach o Mentor. Es un proceso que lleva su tiempo, más te garantizo vale la pena que explores nuevos hábitos y notarás una diferencia en tu calidad de vida.
  5. Instala en ti nuevas creencias. ¿En qué crees? ¿Eso en lo crees te está acercando a tu meta o resultado deseado? Si la respuesta es SI, mantén esa creencia. Si la respuesta es NO, elimina esa barrera e instala una nueva creencia que te permita avanzar.
  6. Identifica tus recursos. Busca primero dentro de ti: En tu forma de ser, de actuar, de pensar, de hacer. Busca alianzas y trabaja en colaboración con otras personas. Busca ideas nuevas. Usa la creatividad y la innovación. Si tienes recursos materiales bien. Si no los tienes… tendrás que crearlos.
  7. Hazte preguntas.  ¿Que cosas nuevas quieres aprender? ¿En qué te deberías enfocar en este momento? ¿Qué habilidad quieres mejorar, cambiar o eliminar? ¿Con quienes trabajaras en equipo? ¿Que ruta seguirás en tu camino? ¿Qué harás cuando el mundo te cambie las respuestas? ¿En quien te convertirás cuando logres todo ésto?
  8. Mantente en movimiento.  Esta es la clave fundamental. Para avanzar… requieres mantenerte en movimiento. Pase lo que pase, no dejes de moverte hacia adelante, es decir… hacia eso que quieres lograr. Es la acción la que genera un resultado.  El movimiento te da flexibilidad, capacidad de ajuste, de transformación y te mueve de la posición actual a la posición deseada.

Me encantaría te tomes un momento para ver el vídeo que me llevó a esta reflexión. Nota si tu logras ver lo que yo vi… o quizás, logres ver mucho más allá e identifiques cosas diferentes.  ¡Déjame saber… qué descubres! Compartir es una forma de avanzar y ser IMPARABLES…

Muchas personas van por la vida corriendo hacia atrás… mientras tú vas avanzando hacia adelante… ¡SE IMPARABLE!

Laura Choriego | Septiembre 22, 2016

Canción: “Unstoppable” de Sia (Autora y compositora)

Video: No he logrado identificar al autor, si tu sabes de quien es, agradezco me lo dejes saber para citarlo. Es un video que personalmente pienso tiene una producción de lo mejor.

Laura Choriego

A veces GANAS. Otras se APRENDE. Nunca PIERDES.

Lo imposible demora más tiempo. Pero si eres perseverante lo puedes lograr.

Me encantó esta conversación que les comparto en el siguiente PODCAST con mi colega y amigo Rafa García. Un emprendedor en el área de Comunicaciones y Medios Digitales, quien está realizando un proyecto interesante llamado Central Preneur, el lugar en el que aprendes de otros emprendedores de éxito.

Rafa… Me hiciste viajar en la maquina del tiempo recordando como inicié en el mundo del emprendimiento y desde ya el mayor de lo éxitos en tu programa Central Preneur.

Escucha y descubre parte de mi inicios aquí. http://rafagarcia.me/emprendedores-podcast-con-laura-choriego/

Laura Choriego

Me encanta imaginar que la vida es un vuelo. Visionas un punto de llegada, despliegas tus alas y comienzas a volar. Justo en ese vuelo estaba cuando se me vinieron a la mente dos puntos de llegada: el Éxito y la Felicidad. Me surgió de pronto la pregunta: ¿Se puede llegar a ambos destinos a la vez?

Exploremos brevemente lo que significa cada uno de esos destinos.

Éxito se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Con origen en el término latino exitus (salida), su raíz se hace más o menos evidente según el contexto en que usemos esta palabra, ya que muchas veces expresa “sobresalir” o “salir por encima de la competencia”

También se entiende por éxito al reconocimiento que otros te dan o te otorgan respecto de una hazaña o logro obtenido.

Imagina la siguiente versión de ti:

  • Eres reconocido por otros como una persona “exitosa”
  • Estas en la posición más alta de tu organización o eres el dueño de una.
  • Eres el propietario de una lujosa mansión en la zona más exclusiva de tu ciudad.
  • Te vas a ir de vacaciones en un suntuoso crucero, a recorrer los lugares más paradisiacos del planeta.
  • Te relacionas con las personas más ricas, notables y de prestigio no solo de tu país, sino del mundo.

Quizá por un instante tu podrás pensar: Es la vida de tus sueños. No obstante, la pregunta clave es : ¿Encuentras en medio de todo esto la “felicidad”?

Ciertamente hay una tremenda diferencia entre éxito y felicidad.

Algunas personas asumen que, acumulando un gran éxito o riquezas materiales, esto los conducirá directamente a la tan añorada felicidad.

Considerando las limitaciones económicas, las carencias, la falta de acceso a cosas que solo se obtienen con dinero, esto genera en muchos la confusión respecto a que, al obtener todo lo material, la felicidad llega por consecuencia. Nada puede estar más alejado de la verdad que esa asunción.

Comprar un carro del año, adquirir la casa de tus sueños, cerrar un trato importante a nivel de negocios, conseguir una promoción interna en tu trabajo, por supuesto que produce satisfacción. Estos logros ofrecen una “felicidad temporal”. De hecho, muchas personas realizan una breve pausa una vez han logrado eso a lo que llamaban su meta o sueño, cuando ya están poniendo su enfoque en el siguiente trofeo a conseguir.

Otras personas nunca están felices hasta sentir esa sensación de haber “ganado” y cuando esa sensación para, como en el caso de las adicciones, necesitan o desean conseguir algo más.

La felicidad son momentos, instantes, vivencias que permiten sentirte satisfecho, alegre, positivo, lleno de energía y lo más importante… te sientes lleno de vida. 

La brecha entre el éxito y la felicidad

Vivir luchando por una abundancia material jamás creará una felicidad duradera. Es vital entonces descubrir una vida con significado y verdadero propósito.

¿Cómo determinar si tu vida está siendo guiada por ser un buscador de éxito o por cazador de momentos de felicidad?

Me gusta la forma en como plantea esta comparación el escritor Frank Sonenberg quien plantea una matriz comparativa de ambos conceptos y que te comparto a continuación.

Conductores Buscadores de éxito Cazadores de felicidad
Propósito Asegurar la abundancia, el poder y la fama. Ser rico en carácter y disfrutar de buena salud, relaciones con significado y paz mental.
Premios Más es siempre mejor. Disfrutar el camino y conseguir un balance de vida.
Satisfacción Sobresalir por sobre los que estén a tu alrededor. Sentirse satisfecho con lo que tienes y degustar la felicidad de otros.
Reconocimiento Obtener la aprobación de otros. Mantener el respeto a ti mismo.
Mentalidad Preocuparte por ser “El número uno” Ser desinteresado, reflexivo y humilde.
Prioridades Actuar solo en tus propios intereses. Hacer la diferencia en la vida de otras personas.
Metas Ganar a toda costa. Hacer las cosas de manera consciente y de la mejor forma que te sea posible.
Relaciones Tener la mayor cantidad de relaciones posibles. Disfrutar el construir relaciones de calidad
Enfoque Obsesionado por las posesiones materiales Mantener un balance, buscar la riqueza que da la abundancia de vivir en armonía y equilibrio interno y externo.

¿Puedes tener éxito y felicidad al mismo tiempo? 

Descifrar esta respuesta es el reto de cada día.

Mantener el balance, los pies en la tierra, poner primero lo primero, saber donde poner límites y donde no los hay, hacer de lo imposible… posible… es lo que da sentido a esta vida.

Laura Choriego

Gracias por estar aquí. Comparte acá tu opinión respecto de este tema. La diversidad de perspectivas enriquece la experiencia y el proceso de aprendizaje.

Únete a este vuelo HOY.

Laura Choriego | Mayo 30, 2015

Los líderes día a día se ven retados a enfrentar muchas situaciones que requieren de su creatividad y flexibilidad ante los cambios.

Todo líder de éxito es capaz de “adaptarse” a cada situación y actuar en consecuencia de lo que se les presenta. Es decir, es esa flexibilidad ante los cambios así como su capacidad de análisis para la toma de decisiones, lo que le permite realizar su gestión de forma óptima.

Los roles pueden ser infinitos, más aquí están 9 roles fundamentales que te permitirán mejorar tu gestión de liderazgo.

20160311_214401~2

En tu opinión:

  • ¿Cuál de estos roles en tu liderazgo utilizas?
  • ¿Cuál te ha sido particularmente útil?
  • ¿Cuál te gustaría adquirir o mejorar?
  • ¿Qué otros roles consideras todo líder requiere practicar para un liderazgo eficaz?

¡Gracias por compartir!

Laura Choriego | Marzo 14, 2016

IMG-20151231-WA0011.jpg

Ligia: ¿Cuántos kilómetros corriste?

LAu: Hoy hice poco… solo 5 kms. Es que decidí hacer el recorrido con mi hijita y ella va iniciándose en esto de correr.

Ligia: No hiciste poco… hiciste mucho. “No hay recorrido que valga lo que vale haber estado con tu hija”.

Diciembre 31 de 2015, en nuestro entreno especial de fin de año en la playa de San Diego, El Salvador, tuve una de las mejores lecciones de mi vida.

¿Qué es hacer poco? ¿Qué es hacer mucho? Realmente esto es relativo.

Depende de:

¿A qué le das valor en tu vida?

¿Con quien decides hacer tus recorridos?

¿Qué es hacer mucho? Es usar con “calidad” tu tiempo. Es esa conversación cálida, es sentir que alguien te escucha, es tener a tu lado a esa persona especial que te va motivando, con quien ríes y compartes historias.  Es intentarlo, superar los obstáculos, tomar nuevos retos.

Es estar al lado de las personas que saben estar a tu lado en todo momento. Es coleccionar momentos inolvidables como lo ha sido este compartir con mi Nicole. Este fin de año me regaló una nueva perspectiva y me ha fascinado hacer recorridos de “alto valor emocional”

Para ti, con todo mi amor… te dedico esta canción: “Caminaré contigo” de El Tren de los Sueños.

LAu Choriego