Posts etiquetados ‘aprendizaje’

Expertitis

  • ¿Qué significa ser un experto?
  • ¿Quién define lo que es un experto?
  • ¿Cuáles son los criterios bajo los cuales se asigna este calificativo a una persona?

No pretendo en estas líneas dar las respuestas a estas preguntas. Tampoco pretendo tener la razón. Más bien quisiera abrir la conversación contigo y reflexionar en equipo respecto de este fenómeno de la “expertitis”

Hoy en día, casi todo el mundo está tratando de posicionarse como “experto” en su campo.

Con toda esta revolución de marketing digital, vemos anuncios y publicad que hace referencia a que estás ante un experto en “X” tema. Hace poco, leí un post de un formador especializado en redes sociales, quien anunciaba un curso de entrenamiento para hacer publicidad por medio de Facebook, y para ofrecer sus servicios decía: “ya que los medios de comunicación social son un campo nuevo y nadie sabe mucho sobre ellos, es rápido y fácil el llamarte a ti mismo un experto en el campo.”

Esta frase me hizo reflexionar respecto de todo lo que está sucediendo en nuestro entorno. Pareciera que hoy en día, muchos sostienen la opinión de que, siempre y cuando alguien sepa un poco más que el promedio de personas, es razón suficiente para llamarse a sí mismo un experto.

La palabra “experto” es lanzada descuidadamente en las piezas de comercialización y de la publicidad, ahogando el significado real y la integridad de la palabra. Es similar a usar las palabras “investigación” y “ciencia” para respaldar afirmaciones sin fundamento.

Dado que muchos se están posicionando como expertos, la palabra ya no genera la confianza y la seguridad a los clientes potenciales, como lo solía hacer antes.

“Un experto es alguien que sabe cada vez más sobre cada vez menos, hasta que llega a saber todo sobre nada.” 

 Mahatma Gandhi

Ser un “experto” solía significar que la persona a quien se le conferían ese adjetivo, había visto casi todo lo que su campo tenía para ofrecer, con conocimiento amplio y diverso, con un alto grado de experiencia, con logros significativos, con muchas lecciones aprendidas, y con un considerable grado de reconocimiento por quienes le conocían, quienes, al referirse a él o ella, le otorgaban el calificativo de experto.

La verdadera experiencia requiere años de investigación, de ensayo y error, de realizar mucho trabajo de campo, de aplicar los conocimientos y hacerlos experiencia. De tener la actitud correcta y de saber poner al servicio de otros, todo ese cumulo de sabiduría.

Más también es cierto que puedes tener muchísimos años de experiencia y no lograr alcanzar el calificativo de experto. Por tanto, experiencia no es igual a expertis. Hay otra premisa que dice que puedes tener experiencia basta en haber hecho algo por muchos años de la forma errada o equivocada.

Me encontré otro post que citaba un trabajo realizado por Adam Galinsky de la Northwestern University, quien estudió la relación entre poder y la capacidad de ver o escuchar la perspectiva de otras personas.

Dividió a los participantes en dos grupos. A cada grupo se le pidió que hicieran algo diferente en función de una información previa que recibieron, antes de realizar el experimento. Un grupo realizó ejercicios que los hicieron sentirse poderosos. El otro grupo participaba en actividades en las que se les hacía hincapié en su falta de poder.

Cuando los llevaron a realizar “el experimento” se dieron cuenta de que aquellos que tenían un sentido del poder, eran menos capaces de percibir el punto de vista de otra persona. La conclusión del estudio fue que hay una relación inversa entre la cantidad de poder que las personas sienten y lo abiertos que pueden estar al ver o escuchar la perspectiva o puntos de vista de otras personas. Sentirse poderoso puede ser contraproducente porque a menudo distorsiona los mensajes y las señales a las que se necesita prestar atención al tratar de motivar o mover a los demás.

“Nunca te conviertas en un experto que deje de adquirir experiencia. Ve la vida como una experiencia de aprendizaje continuo. “

Denis Waitley

Estamos en la era de la abundancia de información. Ahora el reto no es tener información sino más bien, ¿cómo aplicarla? Y para ello, requerimos de estar en aprendizaje continuo para estar actualizados, para estar abiertos al cambio, siempre buscando nuevas ideas, siempre tratando nuevas estrategias y de todo lo que vamos aprendiendo, a su vez compartiendo a otros, enseñando a otros, co – construyendo con otros.

Hoy en día, a la velocidad en la que todo se vuelve “obsoleto”, no importa cuántos años pases en tu campo de trabajo, todos los días tendrás que volver a aprender y actualizarte.

Y esta es la maravilla de no ser un experto. En un mundo en tiempo real, en donde caer en la obsolescencia es fácil, más que expertos necesitamos aprendices, personas que estén abiertas a expandir sus conocimientos, a compartir ideas, adoptar nuevas estrategias, dispuestas al cambio, que sepan tomar decisiones todos los días y en todo este proceso, con un compromiso genuino de ayudar a sus colegas, colaboradores, clientes y aliados, a superar retos y desafíos.

#ElRetoDeHOY realmente es retar nuestros saberes, dudar de nuestras certezas, aprender a ser flexibles, tolerantes, apasionarnos por los cambios y aún así no lleguemos jamás a ser “expertos” ya no importará… pues las competencias para mantenernos en el mundo ahora han cambiado.

Me encantaría compartas tu opinión, antes de que este post, quede obsoleto.

Laura Choriego | Mayo 9, 2017

Escucha el audio aquí:

No había nada que Sara deseara con más intensidad y deseo que ese cautivante muñeco de madera en cuyo brazo sostenía una resplandeciente trompeta de oro. Parecía tener la habilidad de tocar las más hermosas melodías, porque al mirarle escuchaba esos majestuosos acordes musicales que venían de adentro de aquel escaparate y que parecían salir de ese brillante instrumento de viento.

Cada tarde Sara pasaba por aquella juguetería y le era imposible no detenerse. Era como si un imán la llevase directo frente a su escaparate, justo allí estaba él, lo miraba desde la vidriera con inspiración total.

Una tarde Sara, en ese sueño hipnótico y de observación total se encontraba, cuando de pronto… se cruzó ante sus ojos aquella horrorosa viñeta que le mostraba un “precio”.

  • Nunca había visto tanto dinero escrito junto. – Pensó Sara.

En lo más profundo de su corazón, sabía que jamás podría tenerle. Sin embargo, apoyaba su oreja contra el vidrio, miraba sus ojos y soñaba con los sonidos que aquella reluciente trompeta producía y la hacían volar.

Una tarde, la dueña de aquella mágica juguetería que había estado observando a Sara como día a día llegaba, se le acercó y le preguntó: ¿Por qué siempre te quedas allí, inmóvil? Sara sintió un escalofrío profundo y mucho miedo y éste le hizo quedarse sin palabras. No supo que responder. La mujer seguía preguntándole: ¿Qué haces allí de pie? y luego de unos instantes, Sara salió corriendo sin pronunciar palabra alguna.

Pasaron 7 días desde aquel incidente. Sara, aunque sentía profundos deseos de hacerlo, no apareció por esa calle ni por aquella juguetería, más cada noche, pensaba en el muñeco de madera con la trompeta de oro.

  • ¿Qué melodías habrá tocado hoy? ¿A qué nuevas personas habrá conocido a través del escaparate? ¿Existirá esa persona que pueda pagar el precio por él y llevárselo? – Sara se hacía tantas preguntas, más no tenía las respuestas a sus inquietudes.

Cuando finalmente ya no pudo más con sus deseos de saber sobre el muñeco, se armó de valor, y se dirigió a la calle de la juguetería mágica, se acercó cautelosamente, intentando que nadie le escuchase, mucho menos le viesen. Toda su alegría se desvaneció al darse cuenta que el muñeco de madera con la trompeta de Oro ya no estaban en el escaparate. Es más… la juguetería completa no estaba. Su corazón quedó paralizado, observaba cada esquina de la vidriera, le buscó de arriba hacia abajo y todo fue en vano.  Todo había desaparecido.

  • ¡Tardé, demasiado tarde… regresé! ¡Debí venir antes!  Susurraba entre sollozos Sara. Su anhelo de encontrárselo y escucharle una vez más, se desvaneció.

Durante toda la semana Sara hizo el mismo viaje hasta aquella calle. Salía de su casa iluminada por la esperanza de encontrarse nuevamente la juguetería; pero día a día regresaba triste al darse cuenta que ya no estaba, y al pararse frente al escaparate, ya no escuchaba las notas musicales de la trompeta de oro. El silencio era el sonido que en toda esa cuadra lograba escucharse.

Dicen que el tiempo es la medicina que por excelencia sirve para recuperar a quienes han perdido algo en su camino y sin darse cuenta, poco a poco Sara fue olvidándose de aquella extraña fascinación que sentía.

Muchos años más tarde, si la vida le hacía tener que pasar por aquella calle, sus ojos ya no se detenían en aquel escaparate.

Un día por aquella de las casualidades, al rodear la esquina de aquella calle, descubrió que apoyada en el vidrio de la juguetería que estaba en esa cuadra, había una pequeña niña que observaba intensamente a un muñeco de madera idéntico al que ella amo en su infancia.

Entró en esa juguetería, saludó al juguetero y sin pensarle dos veces, compró el juguete de madera que coincidentemente, también tenía una trompeta de oro. Salió más su desconcierto fue grande, la niña había desaparecido. La buscó por todas partes, deseando darle aquel juguete, más sus esfuerzos fueron inútiles.

De pronto, Sara se vio parada frente al escaparate de la juguetería nuevamente, sus ojos… se detuvieron frente a la vidriera y… con asombro, comenzó a escuchar la música, los acordes, las notas que tanto le cautivaban. Se quedó fijamente observando su reflejo sobre la vidriera y vio dibujada la silueta de aquella pequeña niña, que se paraba día tras día a observar a través de él. Más ahora, estaba sosteniendo entre sus manos al muñeco de madera con trompeta de oro.

La puerta de la juguetería se abrió y salió una mujer anciana, quien al observarle allí de pie le dijo: – Siempre pensé que la persona que lograse pagar el precio por este maravilloso juguete sería alguien especial.

Hace muchos años, vi a una pequeña niña observándole a través del escaparate. Salí para averiguar quién era. Mi esposo y yo habíamos decidido, unas semanas antes, que nos iríamos a hacer un largo viaje y no quería irme sin saber quién nos visitaba a diario y en silencio. Más cuando me le acerqué a la pequeñita para preguntarle que hacía allí, salió corriendo y desapareció. Aquella tarde decidí guardar al muñeco de madera y llevarle con nosotros. Justo, seis días después de aquel incidente, partimos de viaje.

A pesar de que han pasado tantos años, nunca perdí la esperanza de que si regresábamos y abríamos nuevamente la juguetería, un día aquella pequeña niñita regresaría por su amigo de infancia.

“Te agradezco que finalmente regresaras por él.”

Cuento escrito y adaptado por Laura Choriego

———————————————————————————————-

En muchas ocasiones en mi infancia, solíamos con mis hermanos pararnos frente a los escaparates llenos de juguetes deseando con todo nuestro corazón tener al menos uno. Y al ver esas “viñetas de precios”  en algunos ocasiones se nos venía la desilusión por no tener el dinero para comprarles.

Esa misma escasez fue una de mis mayores fuentes de inspiración. Me motivaba pensar lo siguiente: “Cuando sea grande, voy a trabajar mucho, a ganar dinero para poder comprar todos los juguetes que quiera.”

Con el pasar de los años, efectivamente logré alcanzar esa meta, sin embargo… hoy de adulta han cambiado mis prioridades. Y de allí que HOY me han surgido las siguientes reflexiones:

¿Sigue estando la magia del soñar en ti?

¿Conservas en tu corazón ilusiones que si pueden hacerse realidad en tu HOY?

¿Te has dado cuenta de lo que HOY puedes hacer que años atrás hubiese sido imposible que hicieras?

¿Qué te diría tu niño (o niña) interior si lo tuvieses frente a frente?

¿Qué decisiones necesitas tomar para diseñar un futuro diferente?

Escribí este cuento inspirada en el poder que tenemos todos de soñar, de desear, de transformarnos con el pasar del tiempo y por supuesto, motivada por el encanto que siempre han tenido para mi los muñecos de madera y los títeres.

Si has llegado hasta aquí en la lectura de estas líneas o has escuchado el audio de este cuento corto, quiero decirte: GRACIAS.

Créditos a Otras fuentes de inspiración han sido la canción “El escaparate” del cantante español Alejandro Sanz, así como el cortometraje “ALMA” de Rodrigo Blass. Ambos han sido fusionados en este video que les comparto, así como también por el cuento escrito por Tess Nehuen del cual he adaptado algunos fragmentos.

PUERTAS CERRADAS VERSUS PUERTAS ABIERTAS

Algunas puertas (es decir… no todas) están cerradas por alguna razón, conocida en ocasiones sólo por quien decidió cerrarle.

Las personas, aprendemos a cerrar puertas en la vida. Algunas razones para hacer esto es que, cada quien, en su momento, tomamos decisiones, y como tal, dichas razones merecen ser respetadas.

Esas puertas pueden ser “abiertas” solo si cada uno de nosotros, decidimos abrirles y observar lo que está tras ellas de una forma diferente.

 

MOTIVOS POR LOS QUE CERRAMOS PUERTAS

Entre los motivos más frecuentes por lo que decidimos cerrar puertas, están relacionados con: secretos atesorados, situaciones pasadas que no deseamos compartir con nadie, circunstancias difíciles que hemos vivido, información que nos genera una sensación de incomodidad compartirle, entre otros.

Es importante comprender que, ni desde la mejor intención hay derecho a abrirlas a menos que uno mismo desee hacerlo.

 

¿MANTENER ESAS PUERTAS CERRADAS EN LOS PASILLOS DEL SILENCIO SERÁ LO MEJOR?

Validar la información que cada uno de nosotros quiere guardar para sí es honrar nuestra posibilidad de ser quienes tomamos las decisiones sobre, que queremos compartir de nuestra vida.

Para algunas personas el conversar y ser abiertos es la solución. Para otros, guardar silencio parece ser la mejor opción.

Es difícil afirmar que una u otra es la mejor solución. Algunas veces quizá convenga abrir esas puertas que han estado cerradas por años y transformar la historia que hizo que se cerrase. En otras… quizá sea mejor que permanezcan cerradas y queden esas historias en los pasillos del olvido.

 

PUERTAS QUE NO DEBERIAN SER ABIERTAS

Hay en cambio otras puertas que debiesen quedar cerradas de por vida: las que te llevan a adicciones y hábitos negativos. Una vez abierta alguna de esas puertas, el pasar al otro lado de ellas… puede llevarte a transformar tu vida de forma negativa. Volverles a cerrar será todo un reto de vida, que algunos, no logran alcanzar.

 

ELIGE BIEN TUS PUERTAS

Hay puertas que se cierran, otras que se abren.

Hay puertas que tu cierras y otras que tu abres..

Hay puertas que nunca debes abrir y otras que nunca debes cerrar.

La decisión está en ti.

Laura Choriego

Se DIFERENTE Creativamente

Cuando pierdes el derecho a ser DIFERENTE

Pierdes el privilegio de ser LIBRE.

365 nuevos días

365 nuevas posibilidades

Laura Choriego

Conocer cuales son tus talentos es vital para poder potenciarlos.

Al pensar en la importancia que tiene el que como persona generes esa diferenciación, ese valor único y propio en todo lo que decidas emprender, de forma que esto te permita dejar “huella” en tu paso por la vida, surge la inevitable pregunta:
¿Cuáles son tus dones y talentos? Y más aún, ¿Sabes como identificarlos? ¿Comprendes lo que es un talento?

TALENTO

Se conoce como talento al conjunto especial de facultades, aptitudes, tanto artísticas como intelectuales, que tú tienes para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad.
El talento, en algún sentido, también es considerado más que nada como un potencial realmente grande que en un momento determinado tú podrías desarrollar, porque dispones de una serie de características y aptitudes, y en cualquier situación puedes hacer uso de ellas.
El talento es un producto de tu inteligencia emocional. Es la aptitud que te permite sobresalir del resto así como conseguir con éxito asegurado determinada cuestión, porque cuentas con las herramientas necesarias para destacarte en ella.

COMO SE ADQUIERE UN TALENTO

El talento puedes haberle heredado genéticamente o bien haberle adquirido a través del aprendizaje.

Por ejemplo: el discípulo de un pintor de tanto ver a su maestro que cuenta con un talento especial para pintar, termina absorbiendo todo eso y él mismo desarrolla el mismo talento para pintar. Otro caso puede ser que alguien que reciba genéticamente la aptitud de pintar, dibujar, diseñar.

La principal diferencia entre estos dos tipos de talento, el adquirido y el heredado, es que en el caso del segundo, si alguna vez dejase de practicarse o de ejercerse por mucho tiempo, a pesar de ello, el día que se decide retomarlo o volver a ejercerlo se hará con la misma destreza de antaño, en tanto, en el caso del aprendido, requiere ser practicado con recurrencia para no perderse.

EN QUE PONER PRIMERO EL ENFOQUE

¿Porque no nos enfocamos en trabajar primero en aquellas cualidades que tenemos menos desarrolladas para hacer que mejoren?

Porque no tiene sentido. Existe en el mundo millones de personas que serán mejores que tú en un determinado punto, y por mucho que te esfuerces, nunca desarrollaras ese talento al nivel de aquellos que lo tienen de forma innata.

Para dar lo mejor de ti, y hacer las cosas de forma fantástica, debes hacer aquello para lo que eres bueno. Tu único trabajo consiste primero en descubrir sobre que puntos fuertes se apoya tu persona, y segundo, encontrar aquel sitio-ocupación-actividad-situación en la cual poder aplicarlos.

TIPOS DE TALENTOS

Todos poseemos ciertas cualidades que destacan sobre otras personas. Algunos tienen el don de la comunicación, otros organizan maravillosamente, otras personas generan armonía donde van, otros saben liderar, etc.
En el momento que conoces cual es tu mayor cualidad, es cuando puedes apoyarte en esos pilares y sacarles el máximo provecho y así potenciarles.

COMO DESCUBRIR NUESTROS TALENTOS

El Instituto Gallup es mundialmente conocido por su famosa lista de los 34 talentos. Basándose en estudios de millones de personas, lograron extraer una lista de los 34 puntos que en mayor o menor medida, existen en una persona. Habrá más o menos 4 o 5 en los que tú reconocerás y descubrirás que eres especialmente bueno. Tu objetivo en este momento debe ser identificarlos y encontrarlos.

¿COMO USAR LA LISTA?

Los pasos que te sugiero sigas son los siguientes:

  • Lee bien las definiciones de cada uno de los talentos, busca en ti, en tu carácter, en tu personalidad, como se aplica y si realmente se aplica.
  • Hazte preguntas: ¿Eres realmente extra generoso? ¿Eres prudente? ¿Eres competitivo? No se trata de decir si o no, y punto. Se trata de que des a cada talento un valor adecuado según creas que esta presente en ti.
  • Califica cada uno de los talentos, con una nota del 1 al 5, siendo 1= Poco desarrollado y 5= talento realmente innato muy desarrollado.

LISTA DE TALENTOS

1. Realizador. Caracteriza a las personas que tienen necesidad de hacer algo siempre, son hiperactivos en el sentido positivo del término.

2. Activador | Iniciador. Son extremadamente buenos en lanzar, iniciar cosas. « Bien, ¿vamos allá? » Impaciente por pasar a la acción.

3. Adaptabilidad |Flexibilidad. Personas que viven en el presente y que acoge los sucesos imprevistos con facilidad. Se siente bien con la idea de que las cosas puedan ocurrir de forma distinta a la programada. Adaptarse a lo imprevisto

4. Analítico | Objetivo. Abordar la vida de manera racional, ama los hechos, quiere tener pruebas de que se avanza, persona lógica y a veces, distanciada de sus emociones.

5. Organizador | Director de orquesta. Saber gestionar varias variables al mismo tiempo y orquestarlas para optimizar el resultado. Funciona en multi-tareas.

6. Convicciones personales. Fuerte conciencia de los valores y las convicciones. Aborda el mundo a través de éstos. «Milita » por la defensa de los mismos. Integridad y congruencia.

7. Liderazgo. Asumir las situaciones a su cargo. Ordenar, dar directivas. Para él la confrontación no es un problema. Por el contrario, es el comienzo para la resolución de un problema.

8. Comunicación. Saber pasar el mensaje, hacerlo cautivador. No contentarse con enunciar los hechos. Saber animar, captar la atención. Buen escucha y observador.

9. Competición. Talento de la persona que es consciente del nivel de competencia de los demás. Su incentivo es ser el mejor. Necesita a los demás para competir. Es la energía que necesita para motivarse.

10. Sentirse parte de algo más amplio. Sentirse unido a otros y al universo. Consciente de la globalidad. Respeto por las interacciones. Fe. Alianza.

11. Pasado. Persona que toma el pasado como referencia y que aborda una situación en función de éste. El pasado sirve para comprender el presente. Saber de dónde se procede para comprender dónde se está y saber qué hacer.

12. Prudencia | Vigilancia. Pone una especial atención en el lugar donde pone los pies. Seria, prudente, se toma su tiempo, comprueba.

13. Descubridor de potenciales. Persona que ve los potenciales de los demás y que puede respaldarlos en función de éstos. Revelador de talentos.

14. Disciplina. El universo en el que evoluciona la persona debe ser previsible: Necesidad de estructurar el mundo y de construir el mundo en función de esto. Es detallista. Específico. Descompone sus proyectos en etapas y en mini-objetivos.

15. Empatía. Capacidad para ponerse en lugar del otro y de sentir lo que siente.

16. Justicia | Igualdad. Es muy importante para esta persona conducirse de manera justa, de tomar decisiones justas.

17. Focalización. Una vez tomada una decisión, no la abandona. Permanece centrado en el objetivo hasta alcanzarlo. Metáfora del láser y del torpedo.

18. Futurista | Visionario. Detecta antes que los demás lo que va a suceder. Capta las corrientes débiles. Visionario. Tiene una visión de futuro tan fuerte como el presente. Pionero.

19. Armonía. Genera armonía a su alrededor.

20. Creativo. Juega, maneja con destreza la generación de ideas. Baraja las ideas: qué pasaría si…, y si después…, y si… Brainstorming. – Abordar el mundo con nuevos ojos. Creatividad.

21. Integración. Saber incluir a las personas en un grupo. Federar. Sentirse acogido. Generar un sentimiento de pertenencia.

22. Individualización. «Tomar las medidas de alguien» = detectar lo que es especial en alguien y manejarlo en función de esta especificidad.

23. “Input” | Entrada de información. Le gusta ampliar información. Coleccionista. Documentalista. « Esto puede servir algún día ».

24. Intelectualidad. Gusto por la actividad intelectual. Profundizar. Excavar.

25. Aprendizaje | Sed por aprender. Aprender por placer, sin buscar necesariamente desarrollar conocimientos en un ámbito u otro.

26. Optimizar. Sabe dónde está el yacimiento. Extraer lo mejor de un sistema o de una situación. Hacer aún mejor lo que ya funciona bien. Dejar vía libre a nuevos márgenes.

27. Reparar. Afición por reparar lo que está roto. Hace un diagnóstico y encuentra soluciones para repararlo.

28. Actitud positiva. Persona con un entusiasmo contagioso. El vaso está medio lleno.

29. Relacional. Alimentar y mantener una relación, generar un elevado nivel de confianza, fidelizar.

30. Responsabilidad. Fuerte sentido de la responsabilidad. Se compromete con lo que dice y lo que hace. Honestidad y lealtad. Su reputación va en ello.

31. Confianza en sí mismo. Persona convencida de salir siempre adelante. Seguridad y confianza en sí misma. No se viene abajo por las críticas. Resistencia.

32. Diferencia | originalidad. Para esta persona es importante distinguirse. Necesita ser oído, mirado, admirado y quiere destacar. Excéntrico.

33. Sentido estratégico. Anticipar, elegir los mejores enfoques de partida.

34. Poder de convicción. Talento para convencer a los demás, para unirlos a su causa, para convencerlos rápidamente. Conquistar, seducir, «vender»… (El después, le interesa menos).

Una vez tienes hecho el análisis, mira a ver cuantos 5s o 4s te han salido. Esa es tu primera lista de puntos fuertes, ¿Te convence? ¿Crees que falta alguno o que realmente alguno de ellos no debería estar tan alto? Vuelve a mirar y revisar hasta que la lista de talentos te haga sentir cómo y te veas 100% reflejado en ellos.

El siguiente paso es pedirle a la gente que nos conoce que nos evalúe de la misma forma, de forma anónima, puedes pasarles la lista y pedir que pongan que grado de desarrollo creen ellos que posees para cada uno de esos talentos.

Luego haz la media, o compara directamente con los tuyos. ¿Coinciden? ¿Te sorprende el resultado? ¿Tienes talentos ocultos que todos ven y tú no has marcado? O por el contrario, ¿crees que tienes un talento que nadie ve?

RESUMEN FINAL

El objetivo de este ejercicio no es otro que determinar los 5-6 talentos más fuertes que posees (pueden ser menos)

Reflexiona sobre ¿Cómo los estas aplicando en tu vida? ¿Estas aprovechando tus puntos fuertes en el trabajo, en casa, con la familia, en tus hobbies? Si es así, enhorabuena! porque entonces seguro que lo que haces lo estas haciendo fantásticamente.

Si no es así, ¿Qué puedes hacer para que tus actividades tengan que ver con tus talentos?

Espero esta lista te sea de utilidad como lo ha sido para mi. Si quieres comentar, darme un aporte, compartirme tus resultados, reflexiones, aprendizajes o experiencias, todas serán valoradas y bien recibidas.

¡Que tus talentos te hagan brillar y seas luz para ti y para otros!

 

Laura Choriego

Relatos metafóricos

Quiero compartirles esta bellísima reflexión (de autor anónimo) que nos permite pensar en la vida y en el viaje que día a día hacemos en ella.  Desde ya para ti ¡Feliz viaje!

——————————–

La vida se asemeja a un viaje en tren. Con sus estaciones y cambios de vía, con apreciar bellísimos paisajes, con expectativas sobre cómo será el viaje,  quizá con algunos accidentes, sorpresas agradables en algunos casos, y profundas tristezas en otros.

Al nacer, nos subimos al tren y nos encontramos con nuestros padres, creemos que siempre viajarán a nuestro lado.  Pero en alguna estación ellos se bajarán dejándonos seguir el viaje, de pronto nos encontraremos sin su compañía y su amor irreemplazable.

No obstante, muchas otras personas que nos serán muy especiales y significativas, se irán subiendo al tren de nuestra vida.  Nuestros hermanos, amigos y en algún momento, el amor de nuestra vida.

Algunos tomarán el tren, para realizar un simple paseo.  Otros durante su viaje pasarán por momentos de inmensa alegría, otros quizá experimenten tristeza, y siempre encontraremos quienes estén dispuestos ayudar a los más necesitados.

Muchos al bajar, dejan un vacío permanente, otros pasan tan desapercibidos que ni siquiera nos damos cuenta que desocuparon sus asientos.

Es curioso ver como algunos pasajeros, aún los seres queridos, se acomodan en coches distintos al nuestro. Durante todo el trayecto están separados, sin que exista ninguna comunicación. Otros irán a nuestro lado o en los asientos vecinos, y la conexión se estrecha a lo largo del viaje.

El viaje continúa, lleno de desafíos, sueños, fantasías, alegrías, tristezas, esperas y despedidas.

Que importante es tratar de tener una buena relación con todos los pasajeros, buscando en cada uno, lo mejor que tengan para ofrecer. En algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos, pero recordemos que nosotros también, muchas veces, titubeamos y necesitamos a alguien que nos comprenda.

El gran misterio para todos, es que no sabremos jamás en qué estación nos toca bajar. Como tampoco dónde bajarán nuestros compañeros de viaje, ni siquiera el que está sentado a nuestro lado.

“Vivamos de manera que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje lindos recuerdos a los que continúan viajando en el Tren de la Vida”

 

 

¿Qué es realmente la belleza, el éxito, la inteligencia, la riqueza?
¿Quién debe definirlo? ¿El mundo? o ¿Yo?
HOY, es un buen día para no olvidar que… la única persona que puede definir con certeza quien eres… ERES TÚ MISMO|A … y ojalá encontremos la sabiduría para convertirnos en los mejores seres que podamos llegar a ser con lo que tenemos.
Laura Choriego | Enero 16, 2013
Laura Choriego

El reto de HOY