Posts etiquetados ‘Aprendizajes’

Laura Choriego

Me encanta imaginar que la vida es un vuelo. Visionas un punto de llegada, despliegas tus alas y comienzas a volar. Justo en ese vuelo estaba cuando se me vinieron a la mente dos puntos de llegada: el Éxito y la Felicidad. Me surgió de pronto la pregunta: ¿Se puede llegar a ambos destinos a la vez?

Exploremos brevemente lo que significa cada uno de esos destinos.

Éxito se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Con origen en el término latino exitus (salida), su raíz se hace más o menos evidente según el contexto en que usemos esta palabra, ya que muchas veces expresa “sobresalir” o “salir por encima de la competencia”

También se entiende por éxito al reconocimiento que otros te dan o te otorgan respecto de una hazaña o logro obtenido.

Imagina la siguiente versión de ti:

  • Eres reconocido por otros como una persona “exitosa”
  • Estas en la posición más alta de tu organización o eres el dueño de una.
  • Eres el propietario de una lujosa mansión en la zona más exclusiva de tu ciudad.
  • Te vas a ir de vacaciones en un suntuoso crucero, a recorrer los lugares más paradisiacos del planeta.
  • Te relacionas con las personas más ricas, notables y de prestigio no solo de tu país, sino del mundo.

Quizá por un instante tu podrás pensar: Es la vida de tus sueños. No obstante, la pregunta clave es : ¿Encuentras en medio de todo esto la “felicidad”?

Ciertamente hay una tremenda diferencia entre éxito y felicidad.

Algunas personas asumen que, acumulando un gran éxito o riquezas materiales, esto los conducirá directamente a la tan añorada felicidad.

Considerando las limitaciones económicas, las carencias, la falta de acceso a cosas que solo se obtienen con dinero, esto genera en muchos la confusión respecto a que, al obtener todo lo material, la felicidad llega por consecuencia. Nada puede estar más alejado de la verdad que esa asunción.

Comprar un carro del año, adquirir la casa de tus sueños, cerrar un trato importante a nivel de negocios, conseguir una promoción interna en tu trabajo, por supuesto que produce satisfacción. Estos logros ofrecen una “felicidad temporal”. De hecho, muchas personas realizan una breve pausa una vez han logrado eso a lo que llamaban su meta o sueño, cuando ya están poniendo su enfoque en el siguiente trofeo a conseguir.

Otras personas nunca están felices hasta sentir esa sensación de haber “ganado” y cuando esa sensación para, como en el caso de las adicciones, necesitan o desean conseguir algo más.

La felicidad son momentos, instantes, vivencias que permiten sentirte satisfecho, alegre, positivo, lleno de energía y lo más importante… te sientes lleno de vida. 

La brecha entre el éxito y la felicidad

Vivir luchando por una abundancia material jamás creará una felicidad duradera. Es vital entonces descubrir una vida con significado y verdadero propósito.

¿Cómo determinar si tu vida está siendo guiada por ser un buscador de éxito o por cazador de momentos de felicidad?

Me gusta la forma en como plantea esta comparación el escritor Frank Sonenberg quien plantea una matriz comparativa de ambos conceptos y que te comparto a continuación.

Conductores Buscadores de éxito Cazadores de felicidad
Propósito Asegurar la abundancia, el poder y la fama. Ser rico en carácter y disfrutar de buena salud, relaciones con significado y paz mental.
Premios Más es siempre mejor. Disfrutar el camino y conseguir un balance de vida.
Satisfacción Sobresalir por sobre los que estén a tu alrededor. Sentirse satisfecho con lo que tienes y degustar la felicidad de otros.
Reconocimiento Obtener la aprobación de otros. Mantener el respeto a ti mismo.
Mentalidad Preocuparte por ser “El número uno” Ser desinteresado, reflexivo y humilde.
Prioridades Actuar solo en tus propios intereses. Hacer la diferencia en la vida de otras personas.
Metas Ganar a toda costa. Hacer las cosas de manera consciente y de la mejor forma que te sea posible.
Relaciones Tener la mayor cantidad de relaciones posibles. Disfrutar el construir relaciones de calidad
Enfoque Obsesionado por las posesiones materiales Mantener un balance, buscar la riqueza que da la abundancia de vivir en armonía y equilibrio interno y externo.

¿Puedes tener éxito y felicidad al mismo tiempo? 

Descifrar esta respuesta es el reto de cada día.

Mantener el balance, los pies en la tierra, poner primero lo primero, saber donde poner límites y donde no los hay, hacer de lo imposible… posible… es lo que da sentido a esta vida.

Laura Choriego

Gracias por estar aquí. Comparte acá tu opinión respecto de este tema. La diversidad de perspectivas enriquece la experiencia y el proceso de aprendizaje.

Únete a este vuelo HOY.

Laura Choriego | Mayo 30, 2015

Laura Choriego

La vida día a día, sigue avanzando con paso firme

Y sin lugar a dudas en tu HOY lo has llegado a comprender…

Eres TÚ quien le da significado a TÚ vida.

No es sobre lo que tienes, sino sobre lo que haces con lo que tienes.

No es sobre a donde estás, sino sobre los aprendizajes logrados en cada paso de tu recorrido.

No es sobre quienes te acompañan, sino sobre la conexión que has logrado establecer con cada ser que te rodea.

No es sobre tus pruebas, sino sobre esas pequeñas victorias que te han hecho superar obstáculos.

No es sobre tu éxito, sino sobre las metas que has logrado alcanzar.

No es sobre quien fuiste, sino sobre quien eres en TÚ HOY.

Tu saldo no una simple suma, sino un multiplicador de tu esencia.

 

Ahora lo comprendes…

Eres TÚ quien hace la diferencia.

LAu Choriego | Octubre 24, 2015

 

 

asustado, temeroso

Erase una vez, un General que dirigía a un ejército para invadir a un país vecino. La suerte de quien ganaría la guerra era todavía incierta, cuando el General se vio separado de su ejército y obligado a refugiarse en ese país vecino. Tratando de escapar de los soldados enemigos, se fue a una tienda donde le dijo al tendero que lo escondiese en un lugar seguro. El tendero accedió a ayudar al General y lo escondió en una pequeña bodega ubicada debajo de la tienda.

Unas horas más tarde, los soldados enemigos, fueron en busca del General, y mientras buscaban por toda la ciudad, finalmente llegaron a aquella pequeña tienda. Ahora, esto pone al tendero en una posición bastante interesante. El pudo haber dicho a los soldados que el General estaba escondido allí y ellos podrían haberle arrestado inmediatamente. Sin embargo, el destino final de la guerra aún no se había decidido, y si el ejército del General finalmente ganaba la guerra, sin duda regresarían a vengarse de él.

El tendero decidió no decir nada sobre el General y los soldados procedieron a buscar en la tienda. En el sótano, el General podía escuchar el sonido de los soldados acechándole y su corazón latía cada vez más rápido y más rápido, ya que temía por su vida.

Pero, finalmente, los soldados abandonaron su búsqueda y se marcharon. El general ahora podía salir y sentirse seguro. Poco después, el ejército del General entró en la ciudad y se hizo evidente que el tendero había tomado la decisión correcta, porque el ejército del General estaba ahora claramente en una posición que les permitiría ganar la guerra.

El tendero fue honrado por el General quien reconoció su valiente acto y desde ese día, a menudo conversaban. Un día, el tendero le preguntó al General: “¿Cómo se sintió cuando estaba abajo, en el sótano escondido, preguntándose si los soldados enemigos le encontrarían a usted?”

De repente, el estado de ánimo del General cambió completamente y le gritó “¿Cómo te atreves a hacer esa pregunta al General del ejército victorioso?” Y ordenó a sus soldados que tomaran al dueño de la tienda, lo llevasen hacia el campo de tiro y lo preparasen para ser ejecutado por su impertinencia.

El tendero fue colocado de pie contra la pared y le pusieron un paño alrededor de sus ojos. El General ordenó a los soldados que se pusiesen en posición y listos con sus armas. Esperó unos momentos y luego se acercó al tendero quien estaba con los ojos vendados. Le quitó la venda y le dijo: Espero haber respondido a tu pregunta. “Ahora ya sabes cómo me sentí.”

——————————————————–

En algunas ocasiones, observar, escuchar, leer los aprendizajes de otros, nos ayuda a tomar conciencia de ciertas cosas. Sin embargo, hay cierto tipo de vivencias que por mucho que te las cuenten, las veas o leas, no las aprenderás o comprenderás a menos que tú las vivas o experimentes.

Sin duda, el aprendizaje experiencial es una de las mejores formas para crecer en tu espiral de aprendizaje. Es sólo cuando realmente experimentamos los poderosos efectos que puede tener una vivencia, que realmente comienzas a comprender como se van hilando e integrando los aprendizajes en tu vida.