Posts etiquetados ‘control’

Laura Choriego

El reto de HOY

¿Cuáles son tus prioridades en este momento?
¿En qué quieres poner toda tu energía?
¿Qué cosas dependen de ti hacer que ocurran?
Laura Choriego

Es tiempo de VOLAR

Volar te permite moverte en tres dimensiones:

  • Atesoras lo mejor de tu pasado.
  • Disfrutas lo mejor de tu HOY.
  • Visualizas el diseño de futuro que deseas alcanzar.

Es una forma de viajar sobre tu línea del tiempo… de observar lo que has recorrido, reconociendo quien eres y tomando el control de hacia dónde te diriges.

No siempre es fácil. El mundo se encargará de mostrarte una realidad retadora y dura. Quizá vivas días nublados, llenos de incertidumbre. Otros días estarán rodeados de tormentas y rayos que te harán difícil la posibilidad de alzar el vuelo.

En esos momentos, permanecer en tierra quizá sea la mejor opción y no te queda más que esperar…

Esperar a que a que las aguas bajen. Esperar a que la lluvia se disipe. Esperar el momento justo en el que finalmente tu cielo esté despejado para que finalmente puedas ajustar tu rumbo, visualizar tu propio arcoíris y ubicar tu sol radiante.

Escucharás el eco del llamado interior que te dice: es hora de mirar hacia arriba, de inspirarte y surcar los cielos. Solo la adaptación al cambio ante los momentos retadores, te permitirán fluir y avanzar.

Tu tienes tu propio océano que volar… Podrás hacerlo siempre que tengas el valor de levantarte, de salir de eso que te tiene atascado, de soltar el peso de lo que no te deja elevarte, de conectar con las hélices de la GRATITUD y en ese justo instante… tus alas se desplegarán y podrás VOLAR…

Una de las melodías que me encantan porque habla justo de esto es FLY, interpretada por la cantante Hillary Duff.

Espero te inspires al escucharle y te motives para que este día, en tu HOY, puedas simplemente volar.

____________________________________

FLY (VUELA) by Hillary Duff (Letra traducida al español)

En cualquier momento, todo puede cambiar.
Siente el viento en tus hombros
Por un minuto, todo el mundo puede esperar
Deja ir tu pasado…

¿Puedes escucharle llamando?
¿Puedes sentirle en tu alma?
¿Puedes confiar en tus anhelos?
Y tomar el control…

Vuela, muestra las partes de ti que quieres esconder .
Tú puedes brillar
Olvida todas las razones por las cuales no puedas vivir
Comienza a intentarlo.
Porque es tu tiempo… es tu momento…
Es tú tiempo de VOLAR.

Todas tus preocupaciones déjalas en otro lugar.
Encuentra un sueño que puedas seguir
Aférrate a algo, cuando no quede nada
Y el mundo esté sintiéndose vacío.

¿Puedes oírle llamando ?
¿Puedes sentirle en tu alma?
¿Puedes confiar en tus anhelos?
Y tomar el control.

Vuela, muestra las partes de ti que quieres esconder .
Tú puedes brillar
Olvida todas las razones por las cuales no puedas vivir
Comienza a intentarlo.
Porque es tu tiempo… es tu momento…
Es tú tiempo de VOLAR.

Y cuando te sientas deprimido y te sientas solo
Y sólo quieras huir.
Confía en ti mismo y no te rindas.
Sabes que eres mejor.

Tú te conoces mejor que nadie más…

En cualquier momento, todo puede cambiar.
Siente el viento en tus hombros
Por un minuto, todo el mundo puede esperar
Deja ir tu pasado…

Vuela, muestra las partes de ti que quieres esconder .
Tú puedes brillar
Olvida todas las razones por las cuales no puedas vivir
Comienza a intentarlo.
Porque es tu tiempo… es tu momento…
Es tú tiempo de VOLAR.

Recuerda… en cualquier momento, todo en tu mundo puede cambiar.

Laura Choriego

El Reto de Hoy

Toda persona que desee mejorar su desempeño transitará por tres fases: tomar conciencia, asumir la responsabilidad y entrar en acción. Sin embargo, su proceso podría quedarse a medio camino debido a la aparición de tres peligrosos impedimentos que comparten la misma letra inicial: (a) Indisciplina, (b) Inconstancia, e (c) Incongruencia.

 

Mientras no se acepte que es preciso transformar algo y que ha llegado el momento de actuar de otra forma, no habrá manera de obtener resultados diferentes.  Tener profunda conciencia de la capacidad para aprovechar oportunidades, de la urgencia de cambiar y de las consecuencias de seguir igual, es el detonante para madurar y crecer. Lástima que haya empresas que se empecinan en cerrar los ojos ante una nueva realidad circundante.  Incluso, hay gobernantes que prefieren evadirla antes de aceptar sus sendas equivocaciones.

 

Si se logra dar el paso de la toma de conciencia, se llega a una encrucijada: Aceptar  o soslayar la responsabilidad de reaccionar. No faltarán quienes prefieran esperar que otros se hagan cargo de la situación. Se puede tener conciencia pero negar la responsabilidad; o bien creer que la suerte y el destino actuarán por su cuenta. En cambio, los que sí la asumen, toman control y son timoneros del rumbo propio, descartando regalar éste a terceros.

 

En la tercera fase se llega al momento crucial: Entrar en acción. Pasar de la aceptación de la responsabilidad a la proactividad es primordial para consolidar un cambio. De su contundencia dependen los logros, el éxito y la cosecha de los frutos deseados.  Aunque sobre la marcha se modifique lo planeado, lo relevante es que las soluciones o nuevos proyectos ya están en marcha. 

Ahora, la Indisciplina hace fiesta con quienes no cumplen lo prometido e irrespetan lo acordado.  Su influencia provoca un divorcio frecuente entre lo que deben hacer y lo que hacen, entre lo formulado y lo ejecutado. La deslealtad a sus propias palabras crea un ambiente de improvisación, desorden e inseguridad sobre la dirección a seguir.

 

La Inconstancia hace impredecible el mañana. Un día sí, otro no, y el que sigue tal vez.  A su alrededor reina la incertidumbre porque no se sabe qué esperar de los afectados por este mal hábito. Empiezan proyectos pero no los llevan a su término; quizás nunca creyeron que podían alcanzar algo y prefieren achacar a otros las razones para no perseverar en el ritmo y el rumbo.

 

La Incongruencia es decepcionante porque se actúa plagado de paradojas, de conductas contradictorias y de inconsistencia en criterios para juzgar situaciones y personas. Si las acciones visibles se contraponen entre ellas, el discurso lanza por el piso la credibilidad. Si se detenta una posición de liderazgo, este es un camino eficaz para perderlo. 

 

¿Verdad que durante la lectura usted se evaluó frente a las tres fases y los tres impedimentos? ¿Cómo le fue?

*************************

Un agradecimiento especial a German Retana por esta valiosa reflexión y a Herbet Ellerbrock por haberle compartido.

Laura Choriego |Marzo 25, 2014