Posts etiquetados ‘disciplina’

Laura Choriego

Conocer cuales son tus talentos es vital para poder potenciarlos.

Al pensar en la importancia que tiene el que como persona generes esa diferenciación, ese valor único y propio en todo lo que decidas emprender, de forma que esto te permita dejar “huella” en tu paso por la vida, surge la inevitable pregunta:
¿Cuáles son tus dones y talentos? Y más aún, ¿Sabes como identificarlos? ¿Comprendes lo que es un talento?

TALENTO

Se conoce como talento al conjunto especial de facultades, aptitudes, tanto artísticas como intelectuales, que tú tienes para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad.
El talento, en algún sentido, también es considerado más que nada como un potencial realmente grande que en un momento determinado tú podrías desarrollar, porque dispones de una serie de características y aptitudes, y en cualquier situación puedes hacer uso de ellas.
El talento es un producto de tu inteligencia emocional. Es la aptitud que te permite sobresalir del resto así como conseguir con éxito asegurado determinada cuestión, porque cuentas con las herramientas necesarias para destacarte en ella.

COMO SE ADQUIERE UN TALENTO

El talento puedes haberle heredado genéticamente o bien haberle adquirido a través del aprendizaje.

Por ejemplo: el discípulo de un pintor de tanto ver a su maestro que cuenta con un talento especial para pintar, termina absorbiendo todo eso y él mismo desarrolla el mismo talento para pintar. Otro caso puede ser que alguien que reciba genéticamente la aptitud de pintar, dibujar, diseñar.

La principal diferencia entre estos dos tipos de talento, el adquirido y el heredado, es que en el caso del segundo, si alguna vez dejase de practicarse o de ejercerse por mucho tiempo, a pesar de ello, el día que se decide retomarlo o volver a ejercerlo se hará con la misma destreza de antaño, en tanto, en el caso del aprendido, requiere ser practicado con recurrencia para no perderse.

EN QUE PONER PRIMERO EL ENFOQUE

¿Porque no nos enfocamos en trabajar primero en aquellas cualidades que tenemos menos desarrolladas para hacer que mejoren?

Porque no tiene sentido. Existe en el mundo millones de personas que serán mejores que tú en un determinado punto, y por mucho que te esfuerces, nunca desarrollaras ese talento al nivel de aquellos que lo tienen de forma innata.

Para dar lo mejor de ti, y hacer las cosas de forma fantástica, debes hacer aquello para lo que eres bueno. Tu único trabajo consiste primero en descubrir sobre que puntos fuertes se apoya tu persona, y segundo, encontrar aquel sitio-ocupación-actividad-situación en la cual poder aplicarlos.

TIPOS DE TALENTOS

Todos poseemos ciertas cualidades que destacan sobre otras personas. Algunos tienen el don de la comunicación, otros organizan maravillosamente, otras personas generan armonía donde van, otros saben liderar, etc.
En el momento que conoces cual es tu mayor cualidad, es cuando puedes apoyarte en esos pilares y sacarles el máximo provecho y así potenciarles.

COMO DESCUBRIR NUESTROS TALENTOS

El Instituto Gallup es mundialmente conocido por su famosa lista de los 34 talentos. Basándose en estudios de millones de personas, lograron extraer una lista de los 34 puntos que en mayor o menor medida, existen en una persona. Habrá más o menos 4 o 5 en los que tú reconocerás y descubrirás que eres especialmente bueno. Tu objetivo en este momento debe ser identificarlos y encontrarlos.

¿COMO USAR LA LISTA?

Los pasos que te sugiero sigas son los siguientes:

  • Lee bien las definiciones de cada uno de los talentos, busca en ti, en tu carácter, en tu personalidad, como se aplica y si realmente se aplica.
  • Hazte preguntas: ¿Eres realmente extra generoso? ¿Eres prudente? ¿Eres competitivo? No se trata de decir si o no, y punto. Se trata de que des a cada talento un valor adecuado según creas que esta presente en ti.
  • Califica cada uno de los talentos, con una nota del 1 al 5, siendo 1= Poco desarrollado y 5= talento realmente innato muy desarrollado.

LISTA DE TALENTOS

1. Realizador. Caracteriza a las personas que tienen necesidad de hacer algo siempre, son hiperactivos en el sentido positivo del término.

2. Activador | Iniciador. Son extremadamente buenos en lanzar, iniciar cosas. « Bien, ¿vamos allá? » Impaciente por pasar a la acción.

3. Adaptabilidad |Flexibilidad. Personas que viven en el presente y que acoge los sucesos imprevistos con facilidad. Se siente bien con la idea de que las cosas puedan ocurrir de forma distinta a la programada. Adaptarse a lo imprevisto

4. Analítico | Objetivo. Abordar la vida de manera racional, ama los hechos, quiere tener pruebas de que se avanza, persona lógica y a veces, distanciada de sus emociones.

5. Organizador | Director de orquesta. Saber gestionar varias variables al mismo tiempo y orquestarlas para optimizar el resultado. Funciona en multi-tareas.

6. Convicciones personales. Fuerte conciencia de los valores y las convicciones. Aborda el mundo a través de éstos. «Milita » por la defensa de los mismos. Integridad y congruencia.

7. Liderazgo. Asumir las situaciones a su cargo. Ordenar, dar directivas. Para él la confrontación no es un problema. Por el contrario, es el comienzo para la resolución de un problema.

8. Comunicación. Saber pasar el mensaje, hacerlo cautivador. No contentarse con enunciar los hechos. Saber animar, captar la atención. Buen escucha y observador.

9. Competición. Talento de la persona que es consciente del nivel de competencia de los demás. Su incentivo es ser el mejor. Necesita a los demás para competir. Es la energía que necesita para motivarse.

10. Sentirse parte de algo más amplio. Sentirse unido a otros y al universo. Consciente de la globalidad. Respeto por las interacciones. Fe. Alianza.

11. Pasado. Persona que toma el pasado como referencia y que aborda una situación en función de éste. El pasado sirve para comprender el presente. Saber de dónde se procede para comprender dónde se está y saber qué hacer.

12. Prudencia | Vigilancia. Pone una especial atención en el lugar donde pone los pies. Seria, prudente, se toma su tiempo, comprueba.

13. Descubridor de potenciales. Persona que ve los potenciales de los demás y que puede respaldarlos en función de éstos. Revelador de talentos.

14. Disciplina. El universo en el que evoluciona la persona debe ser previsible: Necesidad de estructurar el mundo y de construir el mundo en función de esto. Es detallista. Específico. Descompone sus proyectos en etapas y en mini-objetivos.

15. Empatía. Capacidad para ponerse en lugar del otro y de sentir lo que siente.

16. Justicia | Igualdad. Es muy importante para esta persona conducirse de manera justa, de tomar decisiones justas.

17. Focalización. Una vez tomada una decisión, no la abandona. Permanece centrado en el objetivo hasta alcanzarlo. Metáfora del láser y del torpedo.

18. Futurista | Visionario. Detecta antes que los demás lo que va a suceder. Capta las corrientes débiles. Visionario. Tiene una visión de futuro tan fuerte como el presente. Pionero.

19. Armonía. Genera armonía a su alrededor.

20. Creativo. Juega, maneja con destreza la generación de ideas. Baraja las ideas: qué pasaría si…, y si después…, y si… Brainstorming. – Abordar el mundo con nuevos ojos. Creatividad.

21. Integración. Saber incluir a las personas en un grupo. Federar. Sentirse acogido. Generar un sentimiento de pertenencia.

22. Individualización. «Tomar las medidas de alguien» = detectar lo que es especial en alguien y manejarlo en función de esta especificidad.

23. “Input” | Entrada de información. Le gusta ampliar información. Coleccionista. Documentalista. « Esto puede servir algún día ».

24. Intelectualidad. Gusto por la actividad intelectual. Profundizar. Excavar.

25. Aprendizaje | Sed por aprender. Aprender por placer, sin buscar necesariamente desarrollar conocimientos en un ámbito u otro.

26. Optimizar. Sabe dónde está el yacimiento. Extraer lo mejor de un sistema o de una situación. Hacer aún mejor lo que ya funciona bien. Dejar vía libre a nuevos márgenes.

27. Reparar. Afición por reparar lo que está roto. Hace un diagnóstico y encuentra soluciones para repararlo.

28. Actitud positiva. Persona con un entusiasmo contagioso. El vaso está medio lleno.

29. Relacional. Alimentar y mantener una relación, generar un elevado nivel de confianza, fidelizar.

30. Responsabilidad. Fuerte sentido de la responsabilidad. Se compromete con lo que dice y lo que hace. Honestidad y lealtad. Su reputación va en ello.

31. Confianza en sí mismo. Persona convencida de salir siempre adelante. Seguridad y confianza en sí misma. No se viene abajo por las críticas. Resistencia.

32. Diferencia | originalidad. Para esta persona es importante distinguirse. Necesita ser oído, mirado, admirado y quiere destacar. Excéntrico.

33. Sentido estratégico. Anticipar, elegir los mejores enfoques de partida.

34. Poder de convicción. Talento para convencer a los demás, para unirlos a su causa, para convencerlos rápidamente. Conquistar, seducir, «vender»… (El después, le interesa menos).

Una vez tienes hecho el análisis, mira a ver cuantos 5s o 4s te han salido. Esa es tu primera lista de puntos fuertes, ¿Te convence? ¿Crees que falta alguno o que realmente alguno de ellos no debería estar tan alto? Vuelve a mirar y revisar hasta que la lista de talentos te haga sentir cómo y te veas 100% reflejado en ellos.

El siguiente paso es pedirle a la gente que nos conoce que nos evalúe de la misma forma, de forma anónima, puedes pasarles la lista y pedir que pongan que grado de desarrollo creen ellos que posees para cada uno de esos talentos.

Luego haz la media, o compara directamente con los tuyos. ¿Coinciden? ¿Te sorprende el resultado? ¿Tienes talentos ocultos que todos ven y tú no has marcado? O por el contrario, ¿crees que tienes un talento que nadie ve?

RESUMEN FINAL

El objetivo de este ejercicio no es otro que determinar los 5-6 talentos más fuertes que posees (pueden ser menos)

Reflexiona sobre ¿Cómo los estas aplicando en tu vida? ¿Estas aprovechando tus puntos fuertes en el trabajo, en casa, con la familia, en tus hobbies? Si es así, enhorabuena! porque entonces seguro que lo que haces lo estas haciendo fantásticamente.

Si no es así, ¿Qué puedes hacer para que tus actividades tengan que ver con tus talentos?

Espero esta lista te sea de utilidad como lo ha sido para mi. Si quieres comentar, darme un aporte, compartirme tus resultados, reflexiones, aprendizajes o experiencias, todas serán valoradas y bien recibidas.

¡Que tus talentos te hagan brillar y seas luz para ti y para otros!

Laura Choriego

El Reto de Hoy

Toda persona que desee mejorar su desempeño transitará por tres fases: tomar conciencia, asumir la responsabilidad y entrar en acción. Sin embargo, su proceso podría quedarse a medio camino debido a la aparición de tres peligrosos impedimentos que comparten la misma letra inicial: (a) Indisciplina, (b) Inconstancia, e (c) Incongruencia.

 

Mientras no se acepte que es preciso transformar algo y que ha llegado el momento de actuar de otra forma, no habrá manera de obtener resultados diferentes.  Tener profunda conciencia de la capacidad para aprovechar oportunidades, de la urgencia de cambiar y de las consecuencias de seguir igual, es el detonante para madurar y crecer. Lástima que haya empresas que se empecinan en cerrar los ojos ante una nueva realidad circundante.  Incluso, hay gobernantes que prefieren evadirla antes de aceptar sus sendas equivocaciones.

 

Si se logra dar el paso de la toma de conciencia, se llega a una encrucijada: Aceptar  o soslayar la responsabilidad de reaccionar. No faltarán quienes prefieran esperar que otros se hagan cargo de la situación. Se puede tener conciencia pero negar la responsabilidad; o bien creer que la suerte y el destino actuarán por su cuenta. En cambio, los que sí la asumen, toman control y son timoneros del rumbo propio, descartando regalar éste a terceros.

 

En la tercera fase se llega al momento crucial: Entrar en acción. Pasar de la aceptación de la responsabilidad a la proactividad es primordial para consolidar un cambio. De su contundencia dependen los logros, el éxito y la cosecha de los frutos deseados.  Aunque sobre la marcha se modifique lo planeado, lo relevante es que las soluciones o nuevos proyectos ya están en marcha. 

Ahora, la Indisciplina hace fiesta con quienes no cumplen lo prometido e irrespetan lo acordado.  Su influencia provoca un divorcio frecuente entre lo que deben hacer y lo que hacen, entre lo formulado y lo ejecutado. La deslealtad a sus propias palabras crea un ambiente de improvisación, desorden e inseguridad sobre la dirección a seguir.

 

La Inconstancia hace impredecible el mañana. Un día sí, otro no, y el que sigue tal vez.  A su alrededor reina la incertidumbre porque no se sabe qué esperar de los afectados por este mal hábito. Empiezan proyectos pero no los llevan a su término; quizás nunca creyeron que podían alcanzar algo y prefieren achacar a otros las razones para no perseverar en el ritmo y el rumbo.

 

La Incongruencia es decepcionante porque se actúa plagado de paradojas, de conductas contradictorias y de inconsistencia en criterios para juzgar situaciones y personas. Si las acciones visibles se contraponen entre ellas, el discurso lanza por el piso la credibilidad. Si se detenta una posición de liderazgo, este es un camino eficaz para perderlo. 

 

¿Verdad que durante la lectura usted se evaluó frente a las tres fases y los tres impedimentos? ¿Cómo le fue?

*************************

Un agradecimiento especial a German Retana por esta valiosa reflexión y a Herbet Ellerbrock por haberle compartido.

Laura Choriego |Marzo 25, 2014