Posts etiquetados ‘Propósito’

Laura Choriego

Me encanta imaginar que la vida es un vuelo. Visionas un punto de llegada, despliegas tus alas y comienzas a volar. Justo en ese vuelo estaba cuando se me vinieron a la mente dos puntos de llegada: el Éxito y la Felicidad. Me surgió de pronto la pregunta: ¿Se puede llegar a ambos destinos a la vez?

Exploremos brevemente lo que significa cada uno de esos destinos.

Éxito se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Con origen en el término latino exitus (salida), su raíz se hace más o menos evidente según el contexto en que usemos esta palabra, ya que muchas veces expresa “sobresalir” o “salir por encima de la competencia”

También se entiende por éxito al reconocimiento que otros te dan o te otorgan respecto de una hazaña o logro obtenido.

Imagina la siguiente versión de ti:

  • Eres reconocido por otros como una persona “exitosa”
  • Estas en la posición más alta de tu organización o eres el dueño de una.
  • Eres el propietario de una lujosa mansión en la zona más exclusiva de tu ciudad.
  • Te vas a ir de vacaciones en un suntuoso crucero, a recorrer los lugares más paradisiacos del planeta.
  • Te relacionas con las personas más ricas, notables y de prestigio no solo de tu país, sino del mundo.

Quizá por un instante tu podrás pensar: Es la vida de tus sueños. No obstante, la pregunta clave es : ¿Encuentras en medio de todo esto la “felicidad”?

Ciertamente hay una tremenda diferencia entre éxito y felicidad.

Algunas personas asumen que, acumulando un gran éxito o riquezas materiales, esto los conducirá directamente a la tan añorada felicidad.

Considerando las limitaciones económicas, las carencias, la falta de acceso a cosas que solo se obtienen con dinero, esto genera en muchos la confusión respecto a que, al obtener todo lo material, la felicidad llega por consecuencia. Nada puede estar más alejado de la verdad que esa asunción.

Comprar un carro del año, adquirir la casa de tus sueños, cerrar un trato importante a nivel de negocios, conseguir una promoción interna en tu trabajo, por supuesto que produce satisfacción. Estos logros ofrecen una “felicidad temporal”. De hecho, muchas personas realizan una breve pausa una vez han logrado eso a lo que llamaban su meta o sueño, cuando ya están poniendo su enfoque en el siguiente trofeo a conseguir.

Otras personas nunca están felices hasta sentir esa sensación de haber “ganado” y cuando esa sensación para, como en el caso de las adicciones, necesitan o desean conseguir algo más.

La felicidad son momentos, instantes, vivencias que permiten sentirte satisfecho, alegre, positivo, lleno de energía y lo más importante… te sientes lleno de vida. 

La brecha entre el éxito y la felicidad

Vivir luchando por una abundancia material jamás creará una felicidad duradera. Es vital entonces descubrir una vida con significado y verdadero propósito.

¿Cómo determinar si tu vida está siendo guiada por ser un buscador de éxito o por cazador de momentos de felicidad?

Me gusta la forma en como plantea esta comparación el escritor Frank Sonenberg quien plantea una matriz comparativa de ambos conceptos y que te comparto a continuación.

Conductores Buscadores de éxito Cazadores de felicidad
Propósito Asegurar la abundancia, el poder y la fama. Ser rico en carácter y disfrutar de buena salud, relaciones con significado y paz mental.
Premios Más es siempre mejor. Disfrutar el camino y conseguir un balance de vida.
Satisfacción Sobresalir por sobre los que estén a tu alrededor. Sentirse satisfecho con lo que tienes y degustar la felicidad de otros.
Reconocimiento Obtener la aprobación de otros. Mantener el respeto a ti mismo.
Mentalidad Preocuparte por ser “El número uno” Ser desinteresado, reflexivo y humilde.
Prioridades Actuar solo en tus propios intereses. Hacer la diferencia en la vida de otras personas.
Metas Ganar a toda costa. Hacer las cosas de manera consciente y de la mejor forma que te sea posible.
Relaciones Tener la mayor cantidad de relaciones posibles. Disfrutar el construir relaciones de calidad
Enfoque Obsesionado por las posesiones materiales Mantener un balance, buscar la riqueza que da la abundancia de vivir en armonía y equilibrio interno y externo.

¿Puedes tener éxito y felicidad al mismo tiempo? 

Descifrar esta respuesta es el reto de cada día.

Mantener el balance, los pies en la tierra, poner primero lo primero, saber donde poner límites y donde no los hay, hacer de lo imposible… posible… es lo que da sentido a esta vida.

Laura Choriego

Gracias por estar aquí. Comparte acá tu opinión respecto de este tema. La diversidad de perspectivas enriquece la experiencia y el proceso de aprendizaje.

Únete a este vuelo HOY.

Laura Choriego | Mayo 30, 2015

Laura Choriego

La vida día a día, sigue avanzando con paso firme

Y sin lugar a dudas en tu HOY lo has llegado a comprender…

Eres TÚ quien le da significado a TÚ vida.

No es sobre lo que tienes, sino sobre lo que haces con lo que tienes.

No es sobre a donde estás, sino sobre los aprendizajes logrados en cada paso de tu recorrido.

No es sobre quienes te acompañan, sino sobre la conexión que has logrado establecer con cada ser que te rodea.

No es sobre tus pruebas, sino sobre esas pequeñas victorias que te han hecho superar obstáculos.

No es sobre tu éxito, sino sobre las metas que has logrado alcanzar.

No es sobre quien fuiste, sino sobre quien eres en TÚ HOY.

Tu saldo no una simple suma, sino un multiplicador de tu esencia.

 

Ahora lo comprendes…

Eres TÚ quien hace la diferencia.

LAu Choriego | Octubre 24, 2015

 

 

Laura Choriego

CreativaMENTE encontrarás muchas formas de volar

“Cuando el corazón galope fuerte, déjalo salir”… Esta frase simplemente ¡me atrapó!  En ese justo instante en el que estás sentado pensando sobre el propósito de tu vida. En esos momentos en el que tu corazón te susurra y te dice: Si quieres encontrar esa razón para vivir… ¡Muévete! ¡Cambia! ¡Alza el vuelo! Abre tus alas para encontrar tu rumbo HOY.

“No existe la razón que venza la pasión, las ganas de reír”  No sé en tu caso… pero, en el mío, esa pasión es la que me impulsa., me hace ser creativa, me mantiene en “modo aprendizaje”, enciende mi sonrisa y mis ganas de reír.

Me encanta esta melodía interpretada por Patricia Sosa “Aprender a Volar”. Si la escuchas. sentirás el poder para extender tus alas y surcar nuevos horizontes. Las mejores alas que puedes tener son las que te despliega tu mente.

Desde las alturas, todo tiene una mejor perspectiva. Todo aquello que estando en tierra parece grande… desde arriba se ve tan pequeño… Quizá hoy sientas tu corazón agitado, más… no pierdas tiempo, escucha al viento y canta por lo que vendrá.

Libertad para volar…. No te sientes a esperar a que las cosas buenas sucedan en tu vida. Diseña tu propio futuro.

¡No es tan dificil que aprendas a volar!

APRENDE A VOLAR (Letra) interpretada por Patricia Sosa.

Duro es el camino y se que no es fácil
no se si habrá tiempo para descansar,
en esta aventura de amor y coraje,
solo hay que cerrar los ojos y echarse a volar.

Y cuando el corazon galope fuerte, déjalo salir
no existe la razon que venza la pasión, las ganas de reir

Puedes creer, puedes soñar
abre tus alas, aqui esta tu libertad
y no pierdas tiempo, escucha al viento
canta por lo que vendrá
no es tan dificil que aprendas a volar

No pierdas la fe, no pierdas la calma
aunque a veces este mundo no pide perdón
grita aunque te duela, llora si hace falta
limpia las heridas que cura el amor.

Y cuando el corazon galope fuerte, déjalo salir
no existe la razon que venza la pasion, las ganas de reir

Puedes creer, puedes soñar…
Y no apures el camino, al fin todo llegará
cada luz, cada mañana, todo espera en su lugar

Laura Choriego

Hace un par de meses, en una conferencia que estaba impartiendo, se me acercó un joven y entre sus comentarios y preguntas de pronto dijo: Usted podría decirme por favor ¿Qué es lo que hace que una persona sea interesante para otras?

Y en ese momento, me quedé meditando al respecto. Luego de unos momentos le dije: Es una interesante pregunta. Si te parece, te propongo me dejes investigar al respecto. Durante los próximos días, voy a indagar con otras personas, que les parece interesante a ellos de otros. Cuando haya concluido el sondeo, te compartiré los resultados y de esta forma, nos respondemos ambos tu pregunta.

Finalmente. luego de leer sobre el tema, de hacer consultas a distintos tipos de personas (familiares, amigos, profesionales, colegas)  tengo los resultados listos para ser compartidos. Estos resultados no sólo me servirán para responder aquella pregunta sino que a su vez, espero también a ti como a mi, nos sean de utilidad.

****************************************************************

Al hacer la investigación, encontré que muy pocas personas piensan que para ser más interesante debes:

  • Tener una buena apariencia o elocuencia en el hablar. Puedes ser atractivo (a) y buen orador más no interesante.
  • Ser capaz de contar historias fascinantes y anécdotas. Puede que las tengas más eso no es lo que determina que seas interesante.
  • Mantenerte al día con las últimas tendencias. Ser interesante no es sinónimo de ser “noticiero”. Lo realmente importante es: ¿Para qué o para quienes utilizas esa información y tendencias? ¿Quiénes más se ven beneficiados al tú estar actualizado?
  • Verte más serio cuando hablas, o más entusiasta. No es sólo como te veas sino si esto responde de forma adecuada al contexto en el cual estás en un momento determinado.

De allí que algunas de las preguntas realizadas durante este sondeo fueron:

  • ¿Qué te gusta de una persona?
  • ¿Qué hace que pensamos que esa persona es diferente al resto?
  • ¿Qué acciones realiza una persona que posee un alto grado de atracción?
  • ¿Qué comportamientos tienen este tipo de personas que etiquetamos como “interesantes”?

Lo que encontré en repetidos comentarios y respuestas, es que hay una fórmula mágica para llegar a convertirte en una persona más interesante para los que te rodean:

 ¡Interésate más en los demás de lo que vives interesado en ti mismo!

Y… ¿Cómo hacer eso? He aquí los hallazgos descubiertos:

  1. Practica la indagación. En lugar de ser el que tiene todas las respuestas inteligentes, se esa persona que tiene las preguntas interesantes.
  2. No cuentes largas historias acerca de ti mismo.  En lugar de eso, has preguntas para saber más sobre la persona, o personas, que están contigo en ese momento. Es altamente atrayente encontrar a una persona que tenga real y genuino interés en ti.
  3. Convierte en un explorador (a). Busca en otros ideas, descubre nuevos lugares, escucha nuevas opiniones. Todo esto te permitirá encontrar nuevos conocimientos y a su vez, descubrir personas maravillosas y especiales en tu camino.
  4. Práctica el hábito de “Compartir”. Cultiva el don de la generosidad con los demás. No todo el mundo pudo ir a explorar, por lo que es recomendable compartir con el resto del mundo los descubrimientos que se hagan, hacerlos partícipes de tus aventuras y aprendizajes. Es importante danzar entre el dar y el recibir.
  5. Mantente “activo”. Imagina, cambia, reproduce, ayuda, crea, reinventa. Mantente en movimiento de forma que siempre estés haciendo algo y que este algo beneficie no sólo a ti sino a terceras personas.
  6. No es interesante escuchar a personas que se quejan por todo. Si algo no te gusta, dedica tu valioso tiempo a contribuir en dar soluciones y no en agrandar la problemática.
  7. No temas ser “diferente”.  Disfruta SER como eres. Enfócate en ver las virtudes y el bien ser en otros. El mundo está para que lo observes en su diversidad y diferencias.
  8. Ten una causa. Es importante tener un objetivo. Si nada ni nadie te importan, a nadie le importarás tú.
  9. Los egos se interponen en el camino de las ideas. Si tu arrogancia es más evidente al defender una postura o punto de vista, te convertirás en una persona que las personas querrán evitar. Es en la capacidad de “influir” a otros lo que hace que tu postura o puntos de vistas sean aceptados. Disfruta fluir en el conversar. Construye nuevas realidades a partir de las perspectivas y puntos de vista de otros. En la medida que tengas esa apertura… otros tendrán la apertura de aceptar tus perspectivas como suyas también.
  10. Evita hacer más de lo que muchos hacen. Se necesita ser muy valiente para tomar caminos inesperados, contrarios a la opinión o a las práticas generales. Todos quieren ser escuchados. Pocos… dedican su tiempo y esfuerzo a “escuchar”.
  11. Sé apasionado. Las personas interesantes muestran siempre mucha pasión por lo que hacen. Lo vemos en las vidas de Walt Disney, Picasso, Edison, Cristiano Ronaldo, Messi, Michael Jordan, Einstein, Gandhi, y un largo etc. No importa cuál sea el campo en el que se especialicen, la pasión y la motivación es sin duda una clave importante para ser y tener una vida interesante. 
  12. Ten presente que siempre encontrarás personas a quienes NO le serás interesante. No podemos ser agradable a todo el mundo. Están en su derecho y es bueno dejarlos ser. En ese momento sólo recuerda: Lo que piensen, digan, hagan los demás no te define. Lo que te define como persona es lo que tú pienses, digas y hagas por ti y por los demás.
  13. Para ser interesante a los demás, necesitas salir de tu zona de “confort”.  Hacer siempre lo que te gusta, lo que sabes, lo que puedes, lo que dominas, no te permite conocer nuevos mundos y nuevas experiencias con otras personas. Es necesario tomar el reto de hacer cosas que nunca has hecho, enfrentar miedos, romper paradigmas.
  14. Saber estar presente. No hay mayor virtud de alguien interesante, que su capacidad de saber estar presente cuando alguien te necesita. Esto implica: saber escuchar, saber responder a un llamado, saber comprender las necesidades de otros, saber estar aún sin decir nada, sólo con tu presencia. Saber cómo ayudar y ser soporte para la vida de otras personas.
  15. Deja de querer ser interesante. Este es el último hallazgo… que, aunque parezca contradictorio, es clave. Generalmente las personas interesantes no quieren ser interesantes. Lo que quieren es que sus vidas tengan SIGNIFICADO para ellos y para quienes les rodean.  Si tu vida tiene un PROPÓSITO los demás te verán interesante, lo quieras o no, el ser interesante finalmente no depende de ti, sino de la percepción que otros tengan de ti.

Una buena pregunta nos puede llevar a descubrimientos interesantes…

  • ¿Qué cosas similares haces?
  • ¿Qué cosas diferentes podrías comenzar a realizar?
  • ¿Cómo sería tu vida si prácticas alguno de estos comportamientos?
  • ¿Quiénes se verían beneficiados?
  • ¿Cuándo podrías tomar la decisión de comenzar a practicar algunos de estos comportamientos?
  • ¿Tomas el reto de validar si esto funciona para ti y para otros?

******************************************************************************

Agradezco muchísimo aquella pregunta. Gracias a la misma he podido disfrutar de una estupenda experiencia. Gracias a todos los que me brindaron sus comentarios, opiniones, experiencias y aportaciones.

Si tú has llegado hasta aquí en la lectura me gustaría preguntarte: ¿Qué hace que una persona sea interesante para ti?Agradezco desde ya que dejes tu aporte, comentario, opinión y te garantizo si lo haces… llegarás a ser una persona interesante para todos los que te leamos. ¡Gracias desde ya por compartir!